5 Consejos Para Mantener Tu Transmisión Automática En Funcionamiento

La transmisión de un vehículo es el sistema que permite al vehículo cambiar de marcha a diferentes velocidades. La transmisión es un componente esencial del vehículo y hay que cuidarla para que funcione correctamente. Consulta estos cinco consejos para mantener tu transmisión automática en funcionamiento.

Programa un mantenimiento regular

Con cualquier vehículo, es importante programar siempre el mantenimiento rutinario del mismo. Mantener tu vehículo en un programa de mantenimiento consistente es la única manera de asegurarse de que todos los líquidos del vehículo están llenos a los niveles adecuados y que tu vehículo funciona como debería.

Deja que los profesionales realicen una revisión de tu vehículo de vez en cuando por si hay algún problema. Con un mantenimiento programado regularmente, los posibles problemas pueden detectarse a tiempo, ahorrando dinero en reparaciones a largo plazo.

Comprueba el líquido de la transmisión

Es importante revisar periódicamente el líquido de la transmisión. Al igual que para comprobar el aceite del vehículo, basta con sacar la varilla de medición, limpiarla, volver a colocarla, esperar un momento y sacarla para comprobar el nivel del líquido. También tendrás que comprobar si el líquido está oscuro o huele mal, ya que podría ser un signo de un problema más grave.

Haz que revisen el sistema de refrigeración del motor

El sistema de refrigeración es vital para el vehículo, ya que ayuda a evitar el sobrecalentamiento del motor y ayuda a enfriar el líquido de la transmisión. Para mantener todas las piezas del vehículo en buen estado de funcionamiento, lo mejor es llevar a revisar el sistema de refrigeración del motor cada cierto tiempo. Las reparaciones de la transmisión y el motor pueden ser increíblemente caras, así que es una buena idea mantener todo lo que hay bajo el capó en óptimas condiciones.

No cambies de marcha con el coche en movimiento

Es perjudicial para el vehículo si cambias de marcha mientras el coche está en movimiento, porque supone un esfuerzo excesivo para la transmisión. Para cuidar tu transmisión automática, asegúrate de que el vehículo está completamente parado antes de cambiar de marcha. Por ejemplo, es conveniente que el coche esté completamente parado antes de cambiar de marcha atrás a marcha.

Mantenimiento preventivo

Hay algunos pasos de mantenimiento preventivo que puedes seguir para mantener sana la transmisión de tu vehículo. En primer lugar, haz que un profesional inspeccione tu transmisión anualmente. El profesional revisará la transmisión para ver si hay fugas u otros problemas y también comprobará el nivel, el color y el olor del líquido de transmisión.

En segundo lugar, es mejor dejar que tu vehículo se caliente durante unos minutos antes de conducir, especialmente en invierno. Esto es importante porque permite que el motor funcione y que todo se mueva antes de empezar a conducir.

Tanto si eres un novato como un profesional del automóvil, es importante que aprendas a cuidar tu vehículo para que siga funcionando en plena forma. Con estos consejos, podrás mantener la transmisión de tu vehículo en buen estado de funcionamiento durante años.

Deja un comentario